Cajas de Seguridad. La mejor herramienta para combatir el delito.

Las autoridades revelan datos que muestran un aumento del 70 por ciento en algunos delitos que es posible prevenir con el uso de cajas de seguridad.

Estos datos, que son válidos para grandes ciudades como Madrid y Barcelona, incluyen delitos como el robo a residencias, o a establecimientos de comercio.  Sin duda, una forma de eludir la acción de los bandidos, para muchos comerciantes y familias es el uso de cajas de seguridad en sus locales o en sus hogares.

 Es de anotar, que no todos los robos se producen por parte de bandas organizadas, que utilizan armas para intimidar a las personas.   Algunos son producto del descuido de nuestros objetos de valor o dinero, en presencia de visitantes, empleados o incluso familiares que no conviven con nosotros.

 Igualmente, contingencias tales como el fuego, inundaciones, terremotos pueden afectar nuestro patrimonio, lo cual no sucedería si lo hemos resguardado en cajas de seguridad especiales para cada evento.

 CAJAS DE SEGURIDAD CAMUFLADAS.

Estas cajas han sido especialmente diseñadas para ocultarse en habitaciones, armarios, dentro de la pared…pero estando a la vista de todos.  Lo que aparentemente es un libro, un colector de energía, una chimenea o incluso un ordenador, resulta siendo una caja fuerte camuflada, la cual en el evento de ser descubierta, posee todos los niveles de seguridad de cualquier otra.

 CAJONES DE DINERO:

En los pequeños comercios, mini mercados o locales de dimensiones medianas, es posible tener un Cajón de Dinero, en el cual se van depositando cantidades grandes en el transcurso del día. La idea es que, en la caja del establecimiento solo haya dinero menudo para dar cambio a los clientes, mientras que los billetes de alta denominación se van acumulando en el cajón de dinero. Esto solo se abre a una hora determinada, con las debidas precauciones, con lo cual, en el evento de un asalto, el delincuente solo llevará algo de dinero para dar cambio.

 CAJAS FUERTES IGNÍFUGAS:

Como ya lo hemos anotado, los delincuentes no son los únicos que amenazan nuestro patrimonio.  El fuego es uno de los enemigos de nuestros documentos, dinero y objetos valiosos en general.  Por ello existen las cajas fuertes ignífugas, las cuales tienen la capacidad de soportar temperaturas muy elevadas en su interior durante periodos de tiempo largos, lo cual evita que se destruyan nuestros objetos de valor a causa de un probable incendio.

Las cajas fuertes ignífugas no solo impiden la acción del fuego, sino también la de otros agentes corrosivos como los ácidos.

Si desea obtener información detallada acerca de estos u otros productos relacionados con cajas de seguridad por favor pinche aquí.