Cómo abrir nuestras cajas fuertes pequeñas si se nos olvidó la contraseña

Cómo abrir nuestras cajas fuertes pequeñas si se nos olvidó la contraseña

Es bastante común, que si eres poseedor de una caja fuerte pero no la uses con frecuencia, termines por necesitar abrirla, sin recordar la combinación. Esto sucede con frecuencia con cajas fuertes pequeñas, que se abren solo en ocasiones.

Romperla es una opción muy difícil, porque están hechas para resistir esta clase de tácticas. Llamar a la empresa que te la vendió para que la abra sin forzarla, implica tener que identificarte y probar que tú eres la persona que la compró.

Por esto puedes tratar con algunas estrategias que pueden lograr el objetivo, aunque requieren de paciencia y perseverancia.

Intenta recordar

Antes de desesperarte debes darte la oportunidad de recordar cuál era el número de la combinación. Para esto ten en cuenta que lo más común son las fechas de cumpleaños. O piensa en números que signifiquen algo para ti.

Anota varias opciones en papel, antes de intentar abrirla. Meditándolo un poco, seguramente recordarás cual era.

Escucha los ruidos del dial

Cuando intentes abrir escucha bien los ruidos que esta haga. La mayoría de las cerraduras requieren que se giren por completo dos veces para obtener el número correcto. Intenta sentir también una pequeña variación en tus dedos sobre el dial.

Accionar la apertura de emergencia

En las cajas fuertes pequeñas existen también mecanismos de emergencia para abrirlas. Basta con colocar la mano sobre el frente y llevarla hacia arriba para que se abra el panel de las pilas. Sácalas con cuidado y busca debajo de la cerradura la llave de emergencia. En ese momento gírala en el sentido de las agujas del reloj, en el momento en que giras la llave.

Seguramente hará un ruido que indicará que la cerradura se abrió. Ingresa en nuestro sitio oficial para conocer más acerca de nuestras cajas fuertes.