Consejos para guardar tus armas en los armeros

Consejos para guardar tus armas en los armeros

La posesión de armas debe ser muy responsable. Ya sea que se trate armas para caza o para defensa personal, hay que resguardarlas para que no caigan en manos indebidas, en armeros de seguridad, que es algo que además debe cumplirse por ley.

Pero no se trata solo de dejarla en el interior del armero y olvidar el tema. Deben mediar cuidados por cuestiones de seguridad y también para garantizar la integridad de las mismas. Estos son algunos consejos para guardar armas cortas y largas en los respectivos armeros.

Armas cortas

Las armas cortas, que generalmente son de defensa personal, deben ir en Armeros Homologados de Grado III, con una resistencia de 80 RU para el acceso parcial y de 120 RU para el total. No obstante, hay que recordar que se debe descargar el arma asegurando que no queden balas en el cargador, ni en la recámara.

El arma debe limpiarse y engrasarse, para prevenir una posible oxidación. Hay que tener en cuenta que es un recinto cerrado que puede acumular humedad. Por lo que es una previsión válida. También es conveniente protegerlas en fundas de gamuza, o estuches individuales.

Armas largas

Las armas largas, frecuentemente empleadas para la caza, deben ir en Armeros Homologados de Grado I, con una resistencia de 30 RU de acceso parcial y de 50 RU para el total. También debe ser despojada de balas en toda circunstancia y luego se debe limpiar de forma exhaustiva.

En este caso debe desempolvarse con disolventes y cepillos especiales, que puedan asear el interior de los cañones. De este modo es como deben colocarse dentro de los armeros correspondientes.

Ingresa en nuestro sitio web oficial para conocer mucho más a través de nuestro amplio catálogo.