La doble seguridad de las cajas fuertes ignífugas y a prueba de agua

La doble seguridad de las cajas fuertes ignífugas y a prueba de agua

Cuando se inicia un negocio, difícilmente se piensa en las cosas malas que pudiesen pasar. No obstante, a pesar de que sea necesario tener una mentalidad positiva, no hay que dejar de tomar precauciones para proteger todo lo que es importante. Por esta razón existen las cajas fuertes ignífugas que además son a prueba de agua, y que forman parte de las posibles medidas que necesitas.

Es de esperar que todo resulte bien para tu compañía, pero de no ser así, un incendio puede llevarse no solo posesiones importantes, sino que puede terminar con documentos vitales que no se pueden recuperar. Y también el agua, puede jugar un papel en todo esto.

Un escenario indeseable pero protegido con cajas fuertes ignífugas

La idea de proteger objetos y documentos valiosos del fuego, es comprensible, puesto que los incendios pueden pasar. Pero, ¿qué hay del agua? ¿Qué tan frecuentes son las inundaciones? Sin embargo, las cajas fuertes a prueba de agua, no protegen solo contra esto.

Luego de un incendio, teniendo la tranquilidad que no se ha cobrado vidas humanas, viene el mirar el escenario resultante. Si todo lo que se quería proteger se mantuvo a salvo del fuego, es posible que quede afectado por el agua resultante.

Después de que los bomberos han apagado el fuego, o que los sistemas contra incendios se hayan accionado soltando agua en un lugar, pueden dejar el sitio inundado y perjudicando el contenido de cajas fuertes ignífugas, pero que no son a prueba de agua.

Por eso, al buscar una precaución para estos asuntos, procura que tu caja de seguridad cumpla con ambas condiciones.